dimarts, 26 de maig de 2015

Un encuentro en Nueva York: Ayotzinapa, El Barrio y San Sebastián Bachajón

Un encuentro en Nueva York: Ayotzinapa, El Barrio y San Sebastián Bachajón
 
"Caminamos los mismos pasos, aunque nuestros ritmos son diferentes"
 
 
Artículo publicado en Desinformémonos:

 
 
Hacia el final de la visita de la Caravana 43 a los Estados Unidos, se realizó un encuentro notable de luchas dignas en Nueva York. Representantes de los familiares de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa se reunieron en una compartición con los migrantes mexicanos de Movimiento por Justicia del Barrio, y, a través de vídeo mensajes, también con los ejidatarios indígenas tseltales de San Sebastián Bachajón en Chiapas.
 
JESSICA DAVIES
 
"Para nosotras, es un gran honor caminar el camino de esta digna lucha con nuestros queridos compas de Ayotzinapa. Es maravilloso saber que en nuestros pueblos de los de abajo, hay gente como las madres, los padres, las hermanas y los hermanos, las familias pues de los 43 estudiantes de Ayotzinapa. Gente digna que lucha con todo corazón para cambiar este mundo."
 
- Josefina Salazar, Movimiento por Justicia del Barrio.
 
Unos representantes de las familias, amigos y compañeros de clase de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, quienes fueron desaparecidos por la fuerza el septiembre pasado, están actualmente viajando por diferentes partes de las Américas y Europa en la Caravana 43, para compartir su historia y crear conciencia de su exigencia para el retorno vivo de sus hijos. Como parte de este compromiso valiente, tres grupos recorrieron en abril los Estados Unidos; su visita culminó, en la última semana de ese mes, en una coyuntura en la ciudad de Nueva York para reunirse con los representantes de los derechos humanos de las Naciones Unidas.
 
Fue en este momento que los familiares de los 43 visitaron y pasaron la tarde con los miembros del Movimiento por Justicia del Barrio (Movimiento), una organización de migrantes, principalmente mexicanos, que luchan por vivienda digna y contra la gentrificación y el desplazamiento en el este de Harlem. Celebrando su décimo aniversario, Movimiento ya tiene 900 miembros, el 80% de los cuales son mujeres, que se distribuyen a lo largo de 85 comités de edificios.
 
El encuentro, que fue concebido y estructurado en forma de una compartición, coincidió con el segundo aniversario del asesinato de "nuestro querido compa," el vocero, líder comunitario, y luchador del ejido San Sebastián Bachajón, Juan Vázquez Guzmán, que fue asesinado por su defensa de las tierras ancestrales de su pueblo en contra del despojo, una lucha que sigue vivo en su memoria. "Dos años del asesinato de Juan Vázquez Guzmán," en las palabras de Raúl Zibechi dirigidas al encuentro, "quieren arrebatarle las tierras a la comunidad San Sebastián Bachajón para construir complejos turísticos, carreteras, aeropuertos...para seguir acumulando riquezas y para seguir hundiendo a los pueblos en la mayor pobreza." La comunidad de Bachajón tomo la oportunidad de participar en la reunión por medio de video mensajes, uno de ellos dirigido a las familias de Ayotzinapa, y uno a los miembros del Movimiento, así que las luchas de los tres grupos podrían reunirse.
 
"Somos iguales porque somos diferentes"
 
Esta cita es una frase zapatista destacado por Sylvia Marcos en el reciente Seminario del EZLN "El Pensamiento Crítico frente a la Hidra Capitalista," que tuvo lugar poco después del encuentro que se describe en este artículo, y que se hizo eco de las mismas reflexiones.
 
A su llegada a la iglesia en El Barrio, los visitantes de Ayotzinapa fueron recibidos con abrazos, y cada uno fue presentado como un regalo con un cuadro de una hermosa imagen de la reunión de las luchas de Ayotzinapa y de Movimiento. En este dibujo, una mujer de una organización se da la mano con una mujer de la otra, con sus manos entrelazadas con una pancarta que dice "resistencia y solidaridad a través de las fronteras."  Los dos lemas en la parte inferior leen: "Vivos se los llevaron, vivos los queremos" y "No nos moverán." En el fondo se encuentra una paloma, y ​​la palabra "justicia". Estas imágenes simbolizan el corazón del encuentro. La periodista Katie Earle en su crónica del evento escribió "Si bien las luchas pueden parecer ajenas a los no iniciados, el terreno común quedó claro durante toda la noche."
 
Después de que todos los asistentes habían contado sus historias y compartido sus dolores, sus luchas y sus esperanzas, a través de la palabra, a través de videos, y a través de la lectura de las cartas y el intercambio de palabras de homenaje, los nombres de las 44 personas – 43 estudiantes desaparecidos y uno del líder asesinado de la comunidad indígena de Bachajón – que estaban siendo especialmente recordados esa noche, fueron nombrados, cada uno de ellos fue respondido con la palabra "Presente."
 
Después de esto, las familias de Ayotzinapa y del Movimiento cenaron juntos. En este momento, se sumaron otros grupos que fueron invitados y que también sufren la opresión, como grupos de las comunidades gay, lesbiana y transgénero y otras organizaciones de migrantes, como el grupo de mujeres filipinas Gabriela NY, y el grupo de jóvenes del Movimiento para el Progreso México Americano de Nueva Jersey. Esta oportunidad para todos estos grupos de reflexionar sobre lo que tienen en común fue uno de los objetivos más importantes tanto del encuentro y también de todos los grupos involucrados: esto de romper todas las barreras que los de arriba utilizan para dividir a los pueblos a través de las múltiples formas de opresión y a través de la creación de fronteras.
 
"Votes o no votes, organízate"
 
Las familias de Ayotzinapa, Movimiento por Justicia del Barrio, y los adherentes a la Sexta Declaración de San Sebastián Bachajón han sido ampliamente respetados por su capacidad para organizar, y para inspirar a otros a hacer lo mismo, porque todos están construyendo la misma liberación y luchando en contra del mismo sistema de poder y dinero. Subcomandante Moisés en una de sus contribuciones al Seminario enfatizó: "Votes o no votes, organízate....organicémonos, cada quién en su lugar, luchemos por organizarse, trabajemos por organizarse, pensemos por empezar a organizar y encontrémonos por unir nuestras organizaciones por un Mundo donde los pueblos mandan y gobierno obedece."
 
Es como consecuencia de esta capacidad de organizarse que las diferentes luchas se unen juntos, como Sylvia Marcos escribió a la reunión en El Barrio sobre las familias de Ayotzinapa: "En su porfiada búsqueda de sus queridos hijos perdidos en los basurales del Estado Mexicano de Guerrero, se encuentran con otras luchas y los acompañan voces solidarias que rinden homenaje a los 43 desaparecidos. Es terrible y maravilloso que los pobres que aspiran a ser maestros se hayan convertido en los mejores profesores con la fuerza del dolor convertida en rabia digna. Para que México y el mundo despierten y pregunten y cuestionen, y están acompañados."
 
Y los colectivos de Inglaterra enviaron sus palabras al encuentro: "Esta noche todos compartimos y nos unimos en nuestro dolor, nuestra rabia, nuestra lucha y nuestra memoria. Para l@s compañeras y compañeros del Movimiento por Justicia del Barrio, le damos las felicitaciones por el cumplimiento de diez años de lucha digna en contra del desplazamiento neoliberal en el corazón del monstruo neoliberal. Le damos las gracias también por el ejemplo maravilloso de la comunión y del compañerismo que se ha desarrollado entre ustedes; las y los ejidatarios de Bachajón, nutrido por la memoria de nuestro querido hermano Juan Vázquez Guzmán, cuya memoria y ejemplo permanezcan con nosotros, una luz de esperanza y dignidad que acompaña nuestras luchas. Su palabra era verdadera y honesta, su pasión y su compromiso en la defensa de los derechos humanos y de nuestra madre tierra eran incansables, y su amor por su pueblo, sus tierras y territorio no tendrán fin. Él dio su vida por esta lucha y siempre seguirá inspirando a sus hermanas y hermanos cuya digna resistencia continúa."
 
La necesidad urgente de organizarnos fue posteriormente resumida por Sup Galeano en el Seminario del EZLN: "Lo mucho que tenemos, es decir, nuestra supervivencia a pesar de todo y a pesar de todos los arriba que se han sucedido en calendarios y geografías, no se lo debemos a individualidades. Se lo debemos a nuestra lucha colectiva y organizada."
 
"El corazón zapatista que es el nuestro"
 
"En esta guerra despiadada del capital contra los de abajo, se encuentran en resistencia ahora, aquí, unidos haciendo eco amplificado a su propia historia, los familiares y compañeros ausentes de Ayotzinapa y las y los migrantes del Movimiento por Justicia del Barrio en Nueva York, con los comuneros y ejidatarios de San Sebastián Bachajón que sufrieron el asesinato impune de Juan Vásquez defensor insigne de ese territorio.
 
"Las resistencias y rebeldías se unen, se amplifican unas a otras, se intensifican mutuamente, se fortalecen y nos unimos a ellas con el corazón Zapatista que es el nuestro," escribe la escritora feminista mexicana Sylvia Marcos en su carta conmovedora al encuentro.
 
La inspiración de los zapatistas es algo que todas estas luchas desde abajo tienen en común. Las familias de Ayotzinapa han recibido un apoyo sólido y consistente de los zapatistas, Movimiento han tejido a lo largo de su lucha con el zapatismo, y los ejidatarios de San Sebastián Bachajón son adherentes fuertes a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona del EZLN. Los que participaron por carta desde otros partes del mundo comparten este enlace común. Por esa razón, un video de la marcha silenciosa de los zapatistas en apoyo a Ayotzinapa se proyectó cerca del comienzo como una forma de resaltar el zapatismo durante toda la noche.
 
Sup Galeano resumió otro hilo común en el Seminario reciente: "La inmensa mayoría en el mundo, no sólo en nuestro país, es como ustedes, hermanas y hermanos familiares de los ausentes de Ayozinapa. Personas que tienen que pelearle al día y a la noche un pedazo de vida. Gente que debe luchar para arrancarle a la realidad algo para sostenerse. Cualquiera de abajo, hombre, mujer, otroa, que conozca la historia que les duele, simpatiza con su lucha en demanda de verdad y justicia. La comparte porque en sus palabras ven la repetición de sus historias, porque se reconocen en su dolor, porque se identifican con su rabia."
 
"El año de la resistencia con dignidad, de la digna rabia rebelde."
 
En sus palabras de gran alcance que se leyeron como su contribución al encuentro en El Barrio, el escritor y analista uruguayo Raúl Zibechi describe el año pasado: "Ha sido un año cargado de resistencias, de luchas, de dignidades de los de abajo. Ha sido un año de represión y muerte, de destrucción y desapariciones forzadas. Los de arriba, temerosos de perder su poder, quieren destruirnos. Ha sido uno de los años más difíciles en la historia reciente de México....Ha sido el año en el que ya no pudieron ocultar la guerra de exterminio contra los pueblos...
 
"Pero ha sido también el año de la resistencia con dignidad, de la digna rabia rebelde. En este año los comuneros de San Sebastián Bachajón no sólo mantuvieron su resistencia sino que recuperaron sus tierras, las tierras que les habían robado, las defendieron del mal gobierno y las seguirán defendiendo. Al actuar de ese modo, decidido y pacífico, se convirtieron en ejemplo de dignidad para otros comuneros que decidieron sumarse a la lucha.
 
"Los familiares y amigos de los 43 de Ayotzinapa, en este año tan difícil, dieron muestras de dignidad a México, a América Latina y al mundo. Convirtieron su dolor en hechos políticos al ganar las calles para socializar la rabia, que se ha vuelto rabia colectiva, rabia de todas y todos. Al hacerlo nos mostraron un camino, el único camino capaz de vencer el miedo: movernos en colectivo, hacernos comunidades en movimiento."
 
Hoy caminamos, tomados de la mano....
 
Esta tarde trascendental concluyó con las palabras y la música de los distintos grupos que asistieron. Un video mensaje de solidaridad de parte del grupo en contra del desplazamiento Springfield Nadie se Mude, de Springfield, Massachusetts, se proyectó. Las familias de los estudiantes desaparecidos hicieron un llamado para el acompañamiento en su marcha a las Naciones Unidas, que iba a tener lugar tres días después, para exigir que México y sus socios internacionales hagan la justicia hacia los desaparecidos de Ayotzinapa. Esta llamada fue contestada por muchas de las personas presentes, quienes llevaban la imagen hecha para el encuentro, junto con unas marionetas gigantes zapatistas, en esta marcha.
 
Acabemos con algunas palabras de esperanza desde el mensaje de Raúl Zibechi que encapsulan perfectamente la importancia de este encuentro en Nueva York: "En calles y campos, en ciudades y ejidos, nos hermanamos luchando, resistiendo, haciéndonos uno con otros que resisten. Primero nos hermanó el dolor. Después nos siguió hermanando la rabia. Caminando la dignidad, nos encontramos.
 
"Hoy caminamos, tomados de la mano, los comuneros de San Sebastián Bachajón, los familiares y amigos de los 43 de Ayotzinapa y el Movimiento por Justicia del Barrio. Venimos de geografías distantes, de lugares diferentes, pero compartimos los mismos dolores y, ahora también, caminamos los mismos pasos aunque nuestros ritmos sean distintos. Caminando juntos y juntas, vamos dejando huellas que dibujan un nuevo mapa, una nueva geografía: la de la dignidad que nos hermana, la de la rabia que nos impulsa."

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada